Si te alejas, ¡tú pierdes y te pierdes!

28Jul

¿Te ha pasado que cuando tienes dos opciones para escoger, después de pensarlo mucho escoges la que no deberías haber escogido? Bueno eso es decepcionante, pero lo más triste es cuando eso que escogiste te llevó a perder cosas materiales u oportunidades de satisfacción personal.Hoy veremos que cuando está en riesgo tu vida espiritual y tu relación con Dios, puede resultar no solo decepcionante, sino catastróficamente perjudicial. El alejarte de Dios puede llevarte a perder más de lo que tú piensas o te hagan pensar.